VIAJEROS

Coronel, el perro copiloto de un conductor de taxi

arriba izquierda arriba derecha abajo izquierda abajo derecha
¿Por qué es importante?
Esta es la historia de Coronel, el protagonista de una de nuestras últimas campañas en redes al ser el inusual copiloto de un taxi que recorre las calles de Bogotá alegrando el recorrido de muchos de viajeros.

Su dueño es Nicolás Walteros un conductor de taxi hace 15 años, que decidió pasar sus días de trabajo junto a su mascota a la que rescato de las calles años atrás cuando apenas era un cachorro y a la que posteriormente convirtió en su compañía diaria. Esta pareja comienza a trabajar a las 4 de la mañana y va alegrando los días de quienes piden un servicio desde Taxis Libres App.

Además de volverse un perro famoso en la ciudad por su historia, Coronel se convirtió en la imagen de una de nuestras campañas en Facebook e Instagram el pasado mes de marzo. Esta acción tenía como objetivo motivar a las personas a usar nuestra app, obsequiando el código promo “ViajaConCoronel” por $5.000 para redimir dentro de los siguientes meses.

Recibimos miles de comentarios y de me gusta por parte de personas que les encantaba la idea de ver a un conductor y a su perro recorrer las calles de Bogotá transportando viajeros desde el asiento del copiloto de un taxi.

Otro objetivo de la campaña fue dar a conocer las diferentes áreas de la compañía y sus funciones, por eso en una visita al Centro Comercial Carrera, Coronel recorrió desde operativa hasta tecnología dando una pequeña sorpresa con su presencia a todos los equipos. Conoce el video aquí: https://vm.tiktok.com/ZMeWoVSXW/

Aunque Nicolás asegura que no a todas las personas les gustan los perros, su mascota ha logrado transmitir alegría a innumerables viajeros que día a día se suben a su taxi. Para él Coronel representa felicidad y eso lo dejan muy claro, todos aquellos que tienen la oportunidad de compartir con él.

“Subirme al taxi y no haberme percatado que en la silla del copiloto había un tripulante más adelante fue curioso. Definitivamente el viaje fue muy agradable porque no sueles ver a un taxista trabajando con su mascota al lado” Comentó una viajera.